Entre Pan y Telas

“Me he enamorado, del panadero de la esquina de mi casa, el futuro a su lado no luce interesante, pero aun asi voy a intentarlo, que puedo perder, yo tampoco vengo de una familia de dinero. Compramos una pequeña casa que al parecer enloqueció a toda su familia, la envidia es el pan de cada dia de este pueblo, no tenemos aun televisor en blanco y negro, pero yo me entretengo escuchando la radio y una novela que me tiene atrapada, he pensado que algun dia le pondre ese nombre a mi hija, si es que me toca niña claro esta. Karen es una chica que lo tiene todo, es una novela preciosa.

Las cosas en este pueblo no lucen tan bien como antes, todo empeora con el gobierno y sus malas desiciones.”


“En cualquier momento se arma una guerra y todo cambia de seguro que para mal, asi que las novelas de la radio hacen mi dia una belleza. Pude comprarme una maquina de coser, ayudando en la panadería de Mario, con quien me case por fortuna o desgracia, y menciono desgracia por esa familia tan poco amable que tiene.


Cabello castano claro, casi rubio, ojos cafés muy suaves, es alto y las chicas del pueblo se preguntan como se enamoro de mi, que soy una chica pequeña, muy bajita, bueno dicen que fue por mis grandes curvas y mi bonita cara, lo cierto es que desde el primer dia queria casarse conmigo.”





Fragmento de: Miviala Sanchez. “Libro nuevo”. Apple Books.